Cáncer de Próstata

El cáncer de la próstata es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la próstata.

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino localizada justo debajo de la vejiga (el órgano que recoge y desecha la orina) y delante del recto (la parte inferior del intestino). Su tamaño es como el de una nuez y rodea una parte de la uretra (el tubo que conduce la orina al exterior desde la vejiga). La glándula prostática elabora un líquido que forma parte del semen.

Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino; el dibujo muestra vistas frontales y laterales de los uréteres, los ganglios linfáticos, la vejiga, el recto, la glándula prostática, la uretra, el conducto deferente,  el pene y los testículos, la vesícula seminal, y el conducto eyaculatorio.

Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino, muestra la próstata, los testículos, la vejiga y otros órganos.

El cáncer de próstata se encuentra principalmente en hombres de edad avanzada. A medida que los hombres envejecen, la próstata se puede agrandar y bloquear la uretra o la vejiga. Esto puede ocasionar una dificultad para orinar o interferir con la función sexual. La afección se llama hiperplasia prostática benigna (HPB) y, si bien no se trata de un cáncer, es posible que se necesite una cirugía para corregirla. Los síntomas de la hiperplasia prostática benigna o de otros problemas que afectan la glándula pueden ser similares a los síntomas del cáncer de próstata.

Un dibujo en dos paneles muestra la anatomía reproductora y urinaria normal así como hiperplasia prostática benigna (HPB).  El panel de la izquierda muestra la próstata normal y el flujo de orina de la vejiga a la uretra.  El panel de la derecha muestra un agrandamiento de próstata que ejerce presión sobre la vejiga y la uretra, con la obstrucción del flujo de la orina.

Próstata normal e hiperplasia prostática benigna (HPB). Una próstata normal no obstruye el flujo de la orina desde la vejiga. El agrandamiento de la próstata ejerce presión sobre la vejiga y la uretra, y obstruye el flujo de la orina.

Entre los signos posibles de cáncer de próstata se incluyen un flujo débil de orina o excreción frecuente de orina.

Estos y otros síntomas pueden ser ocasionados por el cáncer de la próstata. Existe la posibilidad de que otras enfermedades ocasionen los mismos síntomas. Se debe consultar con el médico en caso de que se presente cualquiera de los siguientes problemas:

• Disminución del calibre o interrupción del chorro urinario.

• Aumento de la frecuencia de la micción (especialmente por la noche).

 • Dificultad para orinar. • Dolor o ardor durante la micción (expulsión de la orina).

• Presencia de sangre en la orina o en el semen.

• Dolor en la espalda, las caderas o la pelvis que no desaparece.

• Eyaculación dolorosa.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de la próstata se utilizan pruebas que examinan la próstata y la sangre.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

• Examen digital del recto (EDR): examen del recto. El médico o el enfermero inserta un dedo dentro de un guante lubricado en el recto y palpa la próstata a través de la pared del recto en busca de bultos o áreas anormales.

Examen rectal digital; el dibujo muestra una vista lateral de la anatomía reproductora y urinaria masculina la cual incluye la próstata, el recto y la vejiga; también muestra un dedo dentro de un guante lubricado que se inserta en el recto para palpar la próstata.

Examen rectal digital (ERD). El médico inserta un dedo dentro de un guante lubricado en el recto y palpa la próstata para determinar si existe alguna anomalía.

• Prueba del antígeno prostático específico (APE): prueba de laboratorio que mide las concentraciones del APE en la sangre. El APE es una sustancia elaborada por la próstata que se puede encontrar en una mayor cantidad en la sangre de los hombres que tienen cáncer de próstata. La concentración de APE también puede ser elevada en los hombres que sufren una infección o una inflamación de la próstata, o que tienen HPB (próstata agrandada, pero no cancerosa).

• Ecografía transrectal: procedimiento por el cual se inserta en el recto una sonda que tiene aproximadamente el tamaño de un dedo para examinar la próstata. La sonda se utiliza para hacer rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasonido) en los tejidos internos de la próstata y crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La ecografía transrectal se puede usar durante una biopsia.

Ecografía transrectal; el dibujo muestra una vista lateral de la anatomía del sistema reproductor y urinario masculino que incluye la próstata, el ano, el recto y la vejiga; también muestra la inserción de una sonda de ecografía en el recto para examinar la próstata. El recuadro muestra a un paciente acostado boca arriba en una mesa, sometido a un procedimiento de ecografía transrectal.

Ecografía transrectal. Se inserta una sonda de ecografía en el recto para examinar la próstata. La sonda hace rebotar ondas sonoras en los tejidos corporales para producir ecos, los cuales forman una ecografía (imagen computarizada) de la próstata.

• Biopsia: extracción de células o tejidos realizada por un patólogo para observarlos bajo un microscopio. El patólogo examina la muestra en busca de células cancerosas y determina el puntaje de Gleason. El puntaje de Gleason varía entre 2 y 10, y determina la probabilidad de que el tumor se disemine. Cuanto más bajo es el puntaje, menor la probabilidad de diseminación del tumor. Hay dos tipos de biopsia utilizados para diagnosticar el cáncer de próstata.

• Biopsia transrectal: extracción de tejido de la próstata mediante la inserción de una aguja fina a través del recto hasta la próstata. Este procedimiento se suele realizar mediante ecografía transrectal para ayudar a guiar la aguja. Un patólogo examina el tejido bajo un microscopio en busca de células cancerosas.

Biopsia transrectal; el dibujo muestra una vista lateral de la próstata, la vejiga y el recto. El dibujo también muestra una sonda de ecografía con una aguja que se inserta en el recto para extraer muestras de tejido de la próstata.

Biopsia transrectal. Se inserta una sonda de ecografía en el recto para mostrar dónde se encuentra el tumor. Después, se inserta una aguja por el recto hasta la próstata para extraer tejido de la próstata.

• Biopsia transperineal: extracción de una muestra de tejido prostático mediante la inserción de una aguja fina a través de la piel entre el escroto y el recto hasta la próstata. Un patólogo examina el tejido bajo un microscopio en busca de células cancerosas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si afecta parte de la próstata, compromete toda la próstata o se diseminó hasta otras partes del cuerpo). 
  • La edad y la salud general del paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió). El pronóstico también depende del puntaje de Gleason y la concentración del APE

 Una vez que se ha diagnosticado el cáncer de próstata, se realizan exámenes para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de la próstata o hasta otras partes del cuerpo.

El proceso utilizado para determinar si el cáncer se diseminó dentro de la próstata o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información reunida en el proceso de estadificación determina el estadio. Es importante conocer el estadio de la enfermedad para planificar el tratamiento. Se pueden emplear las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Exploración ósea con radionúclido: procedimiento para determinar la presencia de células que se dividen rápidamente en el hueso, como las células cancerosas. Se inyecta una pequeña cantidad de material radiactivo en una vena y este se desplaza por el torrente sanguíneo. El material radiactivo se deposita en los huesos y se detecta con un escáner.

Exploración ósea; la figura muestra al paciente acostado sobre una camilla que se desliza bajo un escáner, un técnico que maneja el escáner y una pantalla que mostrará imágenes durante la exploración.

Exploración ósea. Se inyecta una cantidad pequeña de material radiactivo en el torrente sanguíneo del paciente. El material radiactivo se acumula en las células anormales de los huesos. Mientras el paciente está acostado sobre una camilla que se desliza debajo del escáner, se detecta el material radiactivo y se crean imágenes en la pantalla de una computadora o en una película.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento en el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas del interior del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Linfadenectomía pélvica: procedimiento quirúrgico para extirpar los ganglios linfáticos de la pelvis. Un patólogo examina el tejido bajo un microscopio para determinar si hay células cancerosas.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
  • Biopsia de las vesículas seminales: extracción de líquido de las vesículas seminales (glándulas que producen semen) mediante una aguja. Un patólogo observa el líquido bajo un microscopio para determinar si hay células cancerosas.

El estadio del cáncer se basa en los resultados de la estadificación y los procedimientos de diagnóstico, incluso la prueba del antígeno prostático específico (APE) y la biopsia del tumor original. La biopsia se utiliza para determinar el puntaje de Gleason. El puntaje Gleason varía entre 2 y 10, y describe la diferencia entre el aspecto de las células normales y de las células cancerosas, así como la probabilidad de que el tumor se disemine. Mientras más bajo es el número, es menos probable que el tumor se disemine.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

Las tres maneras en que el cáncer se disemina en el cuerpo son las siguientes:

  • A través del tejido. El cáncer invade el tejido normal que lo rodea.
  • A través del sistema linfático. El cáncer invade el sistema linfático y circula por los vasos linfáticos hasta otros lugares en el cuerpo.
  • A través de la sangre. El cáncer invade las venas y los capilares, y circula por la sangre hasta otros lugares en el cuerpo.

Cuando las células cancerosas se separan del tumor primario (original) y circulan a través de la linfa o la sangre hasta otros lugares del cuerpo, se puede formar otro tumor (secundario). Este proceso se llama metástasis. El tumor secundario (metastásico) es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina hasta los huesos, las células cancerosas de los huesos son en realidad células de cáncer de mama. La enfermedad es cáncer metastásico de mama, no cáncer del hueso.

Se usan los siguientes estadios para el cáncer de próstata:

Estadificación del cáncer de próstata; el dibujo de cinco paneles muestra una imagen de la anatomía masculina normal y ampliaciones del estadio I, estadio IIA, estadio IIB, estadio III y estadio IV que muestran un cáncer que crece desde el interior de la próstata hasta el tejido cercano y, luego, hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

A medida que el cáncer avanza desde el estadio I al estadio IV, las células cancerosas crecen dentro de la próstata, a través de la capa externa de la próstata hacia el tejido cercano y, luego, hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se encuentra solo en la próstata. El cáncer:

  • Se encuentra mediante una biopsia con aguja (del mismo modo que para la concentración alta de APE) o en una pequeña cantidad de tejido durante una cirugía realizada por otra razón (como por una hiperplasia prostática benigna). La concentración de APE es menor de 10 y el puntaje de Gleason es de 6 o menos, o
  • Se encuentra en la mitad o menos de un lóbulo de la próstata. La concentración de APE es menor de 10 y el puntaje de Gleason es de 6 o menos, o
  • No se puede palpar mediante un examen digital del recto y no es visible por medio de imaginología. El cáncer se encuentra en la mitad o menos de un lóbulo de la próstata. No se conocen la concentración de APE y el puntaje de Gleason.

Estadio II

En el estadio II, el cáncer está más avanzado que en el estadio I, pero no se diseminó fuera de la próstata. El estadio II se divide en estadio IIA y estadio IIB.

En el estadio IIA, el cáncer:

  • Se encuentra mediante una biopsia con aguja (del mismo modo que para la concentración alta de APE) o en una pequeña cantidad de tejido durante una cirugía realizada por otra razón (como por una hiperplasia prostática benigna). La concentración de APE es menor de 20 y el puntaje de Gleason es de 7, o
  • Se encuentra mediante una biopsia con aguja (del mismo modo que para la concentración alta de APE) o en una pequeña cantidad de tejido durante una cirugía realizada por otra razón (como por una hiperplasia prostática benigna). La concentración de APE es de por lo menos 10, pero menor de 20 y el puntaje de Gleason es de 6 o menos, o
  • Se encuentra en la mitad o menos de un lóbulo de la próstata. La concentración de APE es de por lo menos 10, pero menos de 20 y el puntaje de Gleason es de 6 o menos, o
  • Se encuentra en la mitad o menos de un lóbulo de la próstata. La concentración de APE es de menos de 20 y el puntaje de Gleason es de 7, o
  • Se encuentra en más de la mitad de un lóbulo de la próstata. La concentración de APE es de menos de 20 y el puntaje de Gleason es de 7 o menos, o
  • Se encuentra en más de la mitad de un lóbulo de la próstata. Se desconocen la concentración de APE y el puntaje de Gleason.

En el estadio IIB, el cáncer:

  • Se encuentra en ambos lóbulos de la próstata. La concentración de APE puede ser cualquiera y el puntaje de Gleason puede variar entre 2 y 10, o
  • No se puede palpar durante un examen digital del recto y no es visible por medio de imaginología, y el tumor no se diseminó fuera de la próstata. La concentración de APE es de 20 o más y el puntaje de Gleason puede variar entre 2 y 10, o
  • No se puede palpar durante un examen digital del recto y no es visible por medio de imaginología, y el tumor no se diseminó fuera de la próstata. La concentración de APE puede ser cualquiera y el puntaje de Gleason es de 8 o más.

Estadio III

En el estadio III, el cáncer se diseminó más allá de la capa externa de la próstata en uno o ambos lados, y se puede haber diseminado hasta las vesículas seminales. La concentración de APE puede ser cualquiera y el puntaje de Gleason puede variar entre 2 y 10.

Estadio IV

En el estadio IV, la concentración de APE puede ser cualquiera y el puntaje de Gleason puede variar entre 2 y 10. Además, el cáncer:

  • Se diseminó más allá de las vesículas seminales hasta el tejido o los órganos cercanos, como el recto, la vejiga o la pared pélvica, o
  • Se puede haber diseminado hasta las vesículas seminales o hasta el tejido o los órganos cercanos, como el recto, la vejiga o la pared pélvica. El cáncer se diseminó hasta los ganglios linfáticos cercanos, o
  • Se diseminó hasta partes lejanas del cuerpo, que pueden incluir los ganglios linfáticos o los huesos. El cáncer de próstata a menudo se disemina hasta los huesos.
  • A medida que el cáncer avanza desde el estadio I al estadio IV, las células cancerosas crecen dentro de la próstata, a través de la capa externa de la próstata hacia el tejido cercano y, luego, hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.
  • A medida que el cáncer avanza desde el estadio I al estadio IV, las células cancerosas crecen dentro de la próstata, a través de la capa externa de la próstata hacia el tejido cercano y, luego, hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

Cáncer de la próstata recidivante

El cáncer de próstata recidivante es un cáncer que recidivó (volvió) después de haber sido tratado. El cáncer puede volver a la próstata o a cualquier otra parte del cuerpo.

Hay diferentes tipos de tratamientos para los pacientes de cáncer de próstata.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de cáncer de próstata. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se convierte en el tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se utilizan cuatro tipos de tratamiento estándar:

Espera cautelosa

La espera cautelosa es la observación cuidadosa de la condición del paciente sin administrar ningún tratamiento hasta que los síntomas se presenten o cambien. Habitualmente se emplea para pacientes de edad avanzada con otros problemas médicos y con enfermedad en estadio temprano.

Cirugía

A los pacientes que gozan de buena salud, por lo general se les ofrece cirugía como tratamiento para el cáncer de próstata. Se utilizan los siguientes tipos cirugía:

  • Linfadenectomía pélvica: procedimiento quirúrgico para extirpar los ganglios linfáticos de la pelvis. Un patólogo examina el tejido bajo un microscopio en búsqueda de células cancerosas. Si los ganglios linfáticos contienen cáncer, el médico no extirpará la próstata y puede recomendar otro tratamiento.
  • Prostatectomía radical: procedimiento quirúrgico para extirpar la próstata, el tejido circundante y las vesículas seminales. Hay dos tipos de prostatectomía radical:
    • Prostatectomía retropúbica: procedimiento quirúrgico para extirpar la próstata a través de una incisión (corte) en la pared abdominal. Al mismo tiempo, se pueden extirpar los ganglios linfáticos cercanos.
    • Prostatectomía perineal: procedimiento quirúrgico para extirpar la próstata a través de una incisión (corte) practicada en el perineo (área entre el escroto y el ano). Los ganglios linfáticos también se pueden extirpar a través de otra incisión en el abdomen.

Un dibujo con dos paneles muestra dos formas de hacer una prostatectomía radical; en el primer panel, la línea de puntos muestra el lugar donde se hace la incisión a través de la pared del abdomen para realizar una prostatectomía retropúbica; en el segundo panel, la línea de puntos muestra el lugar donde se hace la incisión entre el escroto y el ano para realizar una prostatectomía perineal.

Dos tipos de prostatectomía radical. En la prostatectomía retropúbica se extirpa la próstata a través de una incisión en la pared del abdomen. En la prostatectomía perineal se extirpa la próstata a través de una incisión entre el escroto y el ano.

Resección transuretral de la próstata (RTUP): procedimiento quirúrgico para extirpar tejido de la próstata mediante un resectoscopio (un tubo delgado con iluminación y un instrumento cortante) que se inserta a través de la uretra. Este procedimiento se realiza a veces para aliviar los síntomas causados por un tumor antes de administrar otro tratamiento para el cáncer. La resección transuretral de la próstata también se puede hacer en hombres a quienes no se les puede practicar una prostatectomía radical a causa de su edad o una enfermedad.

Resección transuretral de la próstata; el dibujo muestra la extracción de tejido de la próstata mediante un resectoscopio (tubo delgado con iluminación con un instrumento cortante en su extremo) que se inserta a través de la uretra.

Resección transuretral de la próstata (RTUP). Se extrae tejido de la próstata mediante un resectoscopio (tubo delgado con iluminación con un instrumento cortante en su extremo) que se inserta a través de la uretra. El tejido de la próstata que obstruye la uretra se corta y se extrae con el resectoscopio.

En los hombres sometidos a cirugía, se pueden presentar impotencia y pérdida de orina de la vejiga o de materia fecal del recto. En algunos casos, los médicos pueden usar una técnica conocida como cirugía para preservar la inervación. Este tipo de cirugía puede salvar los nervios que controlan laerección. Sin embargo, los hombres con tumores de gran tamaño o que están demasiado cerca de los nervios pueden no ser aptos para esta cirugía.

El pene puede quedar entre 1 y 2 centímetros más corto después de la prostatectomía radical. No se conoce la razón exacta de este fenómeno.

Una hernia inguinal es un bulto de grasa o un bulto producido por una parte del intestino delgado que se asoma a través de los músculos débiles de la ingle. La hernia inguinal se puede presentar con más frecuencia en los hombres tratados con prostatectomía radical que en los hombres sometidos a otros tipos de cirugía de la próstata, radioterapia o biopsia de la próstata solamente. Tiene grandes probabilidades de presentarse dentro de los dos años posteriores a una prostatectomía radical.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres ocatéteres que se colocan directamente dentro o cerca del cáncer. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y el estadio que se está tratando.

En los hombres tratados con radioterapia, hay un aumento del riesgo de cáncer de vejiga o cáncer de recto.

En los hombres tratados con radioterapia se pueden presentar impotencia y problemas urinarios.

Terapia con hormonas

La terapia con hormonas es un tratamiento para el cáncer que extrae las hormonas o bloquea su acción y detiene el crecimiento de células cancerosas. Las hormonas son sustancias elaboradas por lasglándulas del cuerpo que circulan en el torrente sanguíneo. En el caso del cáncer de próstata, las hormonas sexuales masculinas pueden hacer que el cáncer crezca. Se pueden utilizar medicamentos, cirugía u otras hormonas para reducir la producción de hormonas masculinas o impedirles que funcionen.

La terapia con hormonas que se usa para el tratamiento del cáncer de próstata puede incluir las siguientes sustancias:

  • Los agonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante pueden impedir que los testículoselaboren testosterona. Algunos ejemplos son el leuprolida, la goserelina y la buserelina.
  • Los antiandrógenos pueden bloquear la acción de los andrógenos (hormonas que promueven las características sexuales masculinas). Dos ejemplos son la flutamida y la nilutamida.
  • Los medicamentos que pueden impedir que las glándulas suprarrenales elaboren andrógenos incluyen el ketoconazol y la aminoglutetimida.
  • La orquiectomía es un procedimiento quirúrgico para extirpar uno o ambos testículos, la principal fuente de hormonas masculinas, para disminuir la elaboración de hormonas.
  • Los estrógenos (hormonas que promueven las características sexuales femeninas) pueden impedir que los testículos elaboren testosterona. Sin embargo, los estrógenos rara vez se utilizan en el tratamiento del cáncer de próstata debido al riesgo de efectos secundarios graves.

En los hombres tratados con terapia hormonal, se pueden presentar sofocos, deterioro de la función sexual, pérdida del deseo sexual y debilidad en los huesos. Otros efectos secundarios incluyen diarrea,náuseas y prurito (picazón).

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

En la presente sección del sumario se describen tratamientos en estudio en ensayos clínicos, pero tal vez no se mencionen cada uno de los tratamientos que se están estudiando. 

Criocirugía

La criocirugía es un tratamiento para el que se utiliza un instrumento para congelar y destruir células cancerosas de la próstata. Este procedimiento también se llama crioterapia.

En los hombres tratados con criocirugía se puede presentar impotencia y pérdida de orina de la vejiga o heces del recto.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o evitando su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra oralmente o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente a células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma en que se administra la quimioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer tratado.

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento que utiliza el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer. Se utilizan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en el laboratorio para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento para el cáncer también se llama bioterapia o inmunoterapia.

Ecografía concentrada de alta intensidad

La ecografía concentrada de alta intensidad es un tratamiento que utiliza ultrasonido (ondas acústicas de alta intensidad) para destruir células cancerosas. Para tratar el cáncer de próstata se utiliza unasonda endorrectal para generar las ondas acústicas.

Radioterapia con haz de protón

La radioterapia con haz de protón es un tipo de radioterapia externa de alta energía que dirige hacia los tumores corrientes de protones (partículas pequeñas con carga positiva). Este tipo de radioterapia está en estudio para el tratamiento del cáncer de próstata.

Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son seguros y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no recibieron tratamiento. Otros ensayos prueban los tratamientos para los pacientes cuyo cáncer no mejoró. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repiten para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo esporádicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento por estadio

Cáncer de próstata en estadio I
Cáncer de próstata en estadio II
Cáncer de próstata en estadio III
Cáncer de próstata en estadio IV

En cada sección de tratamiento se incluye una lista en inglés de los ensayos clínicos que se llevan a cabo actualmente. Puede ocurrir que para algunos tipos o estadios del cáncer no haya una lista de ensayos clínicos. Consultar con el médico sobre ensayos clínicos que no aparecen en el sumario, pero que pueden ser apropiados para el paciente.

Cáncer de próstata en estadio I

El tratamiento del cáncer de próstata en estadio I puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Espera cautelosa.
  • Prostatectomía radical, habitualmente con linfadenectomía pélvica, con radioterapia o sin ella después de la cirugía. Puede ser posible extirpar la próstata sin dañar los nervios necesarios para la erección.
  • Radioterapia de haz externo.
  • Radioterapia con implante.
  • Participación en un ensayo clínico de ecografía concentrada de alta intensidad.
  • Participación en un ensayo clínico que prueba nuevos tipos de tratamiento..

Cáncer de próstata en estadio II

El tratamiento del cáncer de próstata en estadio II puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Espera cautelosa.
  • Prostatectomía radical, con linfadenectomía pélvica o sin ella. Se puede administrar radioterapia después de la cirugía. Puede ser posible extirpar la próstata sin dañar los nervios necesarios para la erección.
  • Radioterapia de haz externo con terapia hormonal o sin esta.
  • Radioterapia con implante.
  • Participación en un ensayo clínico de radioterapia con terapia hormonal o sin esta.
  • Participación en un ensayo clínico de criocirugía guiada por ecografía.
  • Participación en un ensayo clínico de terapia por ecografía enfocada de alta intensidad.
  • Participación en un ensayo clínico de radioterapia con haz de protón.
  • Participación en ensayos clínicos que prueban nuevos tipos de tratamiento, como terapia con hormonas seguida de prostatectomía radical.

Cáncer de próstata en estadio III

El tratamiento del cáncer de próstata en estadio III puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia de haz externo con terapia hormonal o sin ella.
  • Terapia hormonal.
  • Prostatectomía radical, con linfadenectomía pélvica o sin ella. Se puede administrar radioterapiadespués de la cirugía.
  • Espera cautelosa.
  • Radioterapia, terapia hormonal o resección transuretral de la próstata como tratamiento paliativo para aliviar los síntomas causados por el cáncer.
  • Participación en un ensayo clínico de radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de criocirugía guiada por ecografía.
  • Participación en un ensayo clínico que prueba nuevos tipos de tratamiento.

Cáncer de próstata en estadio IV

El tratamiento del cáncer de próstata en estadio IV puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Terapia hormonal.
  • Radioterapia de haz externo con terapia hormonal o sin ella.
  • Radioterapia o resección transuretral de la próstata como tratamiento paliativo para aliviar lossíntomas causados por el cáncer.
  • Espera cautelosa.
  • Participación en un ensayo clínico de prostatectomía radical con orquiectomía.

Opciones de tratamiento para el cáncer de próstata recidivante

El tratamiento del cáncer de próstata recidivante puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia.
  • Prostatectomía para pacientes inicialmente tratados con radioterapia.
  • Terapia hormonal.
  • Medicamentos para el dolor, radioterapia externa, radioterapia interna con radioisótopos comoestroncio-89, u otros tratamientos como terapia paliativa para reducir el dolor de hueso.
  • Participación en un ensayo clínico de criocirugía guiada por ecografía.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia o terapia biológica.

Categories:

11480 Brookshire Ave #309
Downey
CA
90241
United States
562-869-1201